Fundación MAFRE
  • Inicio
  • Mapa web
  • Logo fundacion CNSE

Comunicación

pdfMenú anterior
Cerrar Ventana
La comunicación a estas edades
Cerrar Ventana
1. Antes de empezar
Cerrar Ventana
2. Una Buena manera de empezar
Cerrar Ventana
Vocalizando mucho
Cerrar Ventana
¿Qué ha aprendido?
Cerrar Ventana
Cuando dice coche yo le digo "Sí, el coche rojo"
Cerrar Ventana
Palabra complementada, expresividad, vocalizar...
Cerrar Ventana
Luis nos pregunta siempre el porqué de todo
Cerrar Ventana
No sabemos por dónde empezar...
Cerrar Ventana
No sabemos si usar lengua de signos o solo hablarle
Cerrar Ventana
Nosotros pedimos orientación en el cole
Cerrar Ventana
En la asociación hemos encontrado muchas resputas...
Cerrar Ventana
Algunas buenas ideas
Cerrar Ventana
Actividades cotidianas llenas de significado
Cerrar Ventana
¿No te ha quedado claro?

La comunicación a estas edades

“Cuando supimos que era una niña sorda no sabíamos qué hacer ni a quién acudir. Es algo que no te imaginas y no te esperas. Cuando te empiezas a dar cuenta tienes millones de dudas y una de ellas es cómo podrás comunicarte con ella”.
Quizás os resultan familiares estas palabras… Ahora lo veis muy difícil, casi imposible, pero no es así. Tenéis la herramienta más importante para que empiece la comunicación con ella o con él: todo vuestro amor y las enormes ganas que tenéis de que sean felices. ¡Ánimo y adelante!

 

A mí todo esto me pilla de nuevas

Seguramente haber recibido la noticia de que vuestra hija o hijo es sordo os haya hecho plantearos muchas cosas: ¿Para qué hablarle si no me va a oír? ¿Cómo le voy a contar cuentos? o hasta que le pongan el implante o el audífono mejor no hablarle mucho. Son dudas muy normales que surgen ante esta noticia que no esperabais y que hace que sintáis que no sabéis por dónde empezar.
Seguro que ya hay muchas cosas que hacéis fenomenal, porque en todo lo que estáis haciendo buscáis lo mejor para ellos y ellas. Buscar información, recibir orientación por parte de los profesionales o incluso estar ahora leyendo esto son ya pequeños pasos en este camino en el que queremos acompañaros.
Vuestro hijo o hija está deseando que le contéis cuentos, que le hagáis signos de las cosas que le rodean o de veros vuestra cara cada vez que cantáis esa canción en la que hacéis tantos gestos.

¡Manos a la obra!

1. Antes de empezar

La etapa de 0 a 6 años está llena de descubrimientos, de momentos especiales que se comparten en familia. Desde que se despierta hasta que se acuesta podéis contarle muchas cosas, hacer signos de cosas importantes para ellos y ellas. No dejéis escapar estos momentos y aprovechadlos al máximo porque os darán muchas alegrías.

Pero ¿por dónde empezar? Primero será importante saber qué implica tener una pérdida auditiva y qué no implica, tanto si tiene audífono o implante coclear como si no lo tiene.

  • Una niña o un niño sordo encontrará dificultades… si le habláis sin que os vea la cara o cuando está de espaldas. Si le enseñáis algo y mientras lo está viendo le decís o le hacéis signos no va a poder prestar atención a todo.
  • Una niña o niño sordo no encontrará dificultades… para entender vuestras caras expresivas, si vocalizáis bien, si compartís con ellos y ellas, si les dais tiempo para ver vuestra cara y ver su juguete… en definitiva, si os adaptáis a sus características.

Mámas y papás
Recibir la noticia de que vuestra hija o hijo tiene una pérdida auditiva puede hacer que os sintáis sin fuerzas y sin saber por dónde empezar. Estos primeros momentos son completamente normales. Si un día sale peor no pasa nada, ya lo intentaréis con más calma. Además, seguro que ya estáis haciendo muchas cosas fenomenal.

 

Un DVD que os puede ser de mucha utilidad para estos primeros momentos es Mi hijo sordo de 0-6 años, incluido dentro de la colección Mi hijo sordo. Es gratuito y lo podéis solicitar pagando solo los gastos de envío. 
Materiales > Mi hijo sordo

 

2. Una buena manera de empezar

Lo que os parece ahora tan complicado no lo es tanto. Con vuestro cariño, vuestras ganas de comunicaros y estas sencillas pautas, la comunicación a estas edades será todo un éxito.

  • Darles tiempo para que puedan verlo todo. Los niños y niñas que tienen alguna pérdida auditiva, aunque tengan sus audífonos o sus implantes cocleares, reciben mucha información a través de lo que ven. Estas ganas de verlo todo hacen que no puedan prestar atención a dos cosas a la vez: si le estáis contando algo mientras mira su juguete no le dará tiempo a ver ambas cosas y quizás no os entienda o pierda una información muy valiosa, la de ver vuestra cara, vuestras expresiones, etc. En cambio, si le dejáis tiempo para que vea su juguete y luego se lo contáis le estaréis permitiendo que vea a gusto su juguete sin perderse nada de lo que le decís hablando o con signos.
  • La expresividad. ¡Claro! Porque ver vuestra cara de alegría cuando hace algo bien, vuestra cara de susto cuando el personaje del cuento encuentra a la bruja o vuestra cara de felicidad cuando le estáis bañando para ellos y ellas significa entender todo mucho mejor. Al principio os resultará un poco raro o incluso forzado pero es solo cuestión de tiempo.
  • Vocalizando mucho. Aunque sus audífonos o su implante coclear, en el caso de que lo lleve, funcionen fenomenal vuestros niños y niñas hacen un verdadero esfuerzo por descifrar todos esos sonidos que les llegan. Por eso es importante que les vocalicéis mucho, de forma natural. Con todas estas pautas lo que se consigue es ponérselo todo un poquito más fácil.
  • Mis primeras palabras, mis primeros signos. Las primeras palabras o signos que aprenden los niños y niñas están relacionadas con sentimientos y con todo lo que les rodea: su familia, los objetos que ven todos los días o las cosas que hacen varias veces al día (el baño, la comida…). Aprovechad todos estos momentos para disfrutar de la comunicación. En el apartado Algunas buenas ideas os damos claves para hacerlo mucho más divertido.
  • Y sobre todo… ¡Disfrutad mucho! La comunicación a estas edades es eso: disfrutar, reír, jugar, compartir… No importa lo bien o lo mal que os haya salido a la hora de decirle eso que queríais. Lo verdaderamente importante es disfrutar haciéndolo.

 


¿Qué ha aprendido?

La comunicación a estas edades está llena de momentos únicos e irrepetibles donde vuestra hija o hijo empieza a aprender cosas nuevas, conocer nuevos signos o decir nuevas palabras. Siguiendo estas sencillas pautas vuestra hija o hijo sordo ahora os ve mejor la cara, puede estar atento a su muñeco y, luego, prestaros atención sin perder nada de información.

 

Hablan las mamás y los papás...

Cuando dice coche yo le digo "Sí, el coche rojo"

Ahora que está aprendiendo nuevas palabras o nuevos signos es una buena idea enriquecer eso que dice. Si ha visto un coche añadid el color o si señala un perro podéis hacerle el signo de “perro” y  “pequeño”.

 

Palabra complementada, expresividad, vocalizar...¡A veces no puedo con todo!

Toda la familia estáis haciendo muchas cosas por comunicaros, buscando información, preguntando… y es normal que a la hora de comunicaros queráis hacerlo lo mejor posible: usando el signo correcto, vocalizando perfectamente, siendo expresivos, etc. y muchas veces todo eso a la vez ¡es casi imposible! Recordad que lo importante es que sea algo natural, que salga perfecto es lo menos importante. Y si no ha salido muy bien o no os ha entendido probad con otros recursos: dibujar, hacer mimo, etc.

 

Luis nos pregunta siempre el porqué de todo

Claro, los niños y niñas en estas edades quieren saberlo todo, algo muy importante para que vayan conociendo el mundo. Lo importante cuando os pregunten tantas veces el porqué de todo no es tanto la respuesta en sí, sino el hecho de que vuestras niñas y niños sepan que hay una respuesta. Mucha paciencia y respuestas sencillas son la clave para que vuestra hija o hijo se quede a gusto.

 

No sabemos por dónde empezar...

Recibir la noticia de que vuestra hija o hijo tiene una pérdida auditiva es algo que os deja a las mamás y papás perdidos y sin saber muy bien por dónde empezar. Esto es normal al principio porque son muchas cosas nuevas y todas importantes: médicos, logopeda, audioprotesistas…Pero veréis que poco a poco iréis sintiéndoos cada vez más seguros. Conocer a otras familias como la vuestra os hará sentir más acogidos porque veréis que tenéis las mismas preocupaciones, las mismas dudas y las mismas ganas.

 

No sabemos si usar lengua de signos o solo hablarle

Al principio es probable que tengáis estas dudas. Al buscar información es muy normal que encontréis opiniones diferentes y esto os cause muchas dudas. Nosotros lo que proponemos es una comunicación que os permita contaros un montón de cosas y que os dé las herramientas necesarias para que no se rompa la comunicación. Palabra complementada, lengua de signos… lo importante es comunicarse de la mejor de las maneras y de forma completa.

 

No dudéis en consultar el siguiente apartado donde se trata el tema en profundidad.
Nos comunicamos > Desarrollo del lenguaje > ¿La lengua de signos influye de forma
negativa en la lengua oral?

 

Nosotros pedimos orientación en el coche

Sin duda una gran idea. Dependiendo del colegio elegido podéis encontrar profesionales sordos u oyentes que tienen experiencia en el trabajo con niñas y niños sordos. Preguntarles vuestras dudas, que os orienten y os aconsejen es una buena idea ya que conocen a vuestra hija o hijo además de tener experiencia en el tema. Seguro que están encantados en poder ayudaros.

 

En la asociación hemos encontrado muchas respuestas... ¡y muchas familias como la nuestra!

Al igual que en el cole, acudir a asociaciones es siempre una buena idea porque los profesionales que trabajan con niñas y niños sordos os pueden orientar, en temas relacionados con la comunicación u otros temas que os preocupen. No dejéis de consultarles.

 

Algunas buenas ideas

Aquí os dejamos algunas buenas ideas para toda la familia.

  • Tarjetas divertidas. Con dibujos, imágenes, o palabras para unir con signos o palabras: una forma divertida para que aprenda palabras nuevas, signos nuevos… Aprovechad y usad aquellos que suele usar en sus actividades cotidianas. Imaginación, papel y tijeras y veréis qué divertido.
  • Álbum de fotos. Es mucho más fácil aprender nuevos signos o palabras con materiales que a los niños y niñas les resultan familiares. Una simple foto es una buena oportunidad para comentar cómo iba vestido el primo, el color del barco que vio en la playa o cuántas patas tiene la vaca de la granja a la que fue con el cole. Practicaréis palabras nuevas, signos nuevos… además de divertiros mucho mientras recordáis situaciones que vuestra hija o hijo vivió.
  • Cuentos. Es, sin duda, un gran recurso para muchas cosas: para divertiros, para aprender, para conocer nuevas palabras y vivir muchas aventuras.

Os recomendados que visitéis un aparatado dedicado exclusivamente a cómo contarles cuentos. Os va a encantar.
Mi hijo de 0-6 años > Divertirse y relacionarse> ¿Cómo contarle un cuento?

  • Actividades cotidianas llenas de significado. Desde el baño hasta la hora de la comida, son situaciones divertidas que además las hacéis muchas veces al día así que ¿por qué no aprovechar y llenarlas de palabras, de signos y de momentos  divertidos en familia? .
  • Encargarles pequeños recados. Lavar las patatas para que luego papá haga el puré, recoger sus juguetes, llevar la ropa sucia a la lavadora… son pequeñas cosas que puede hacer, que las podéis llenar de palabras o signos y que, además, son ocasiones estupendas para decirle lo bien que lo hace.
  • Todo un mundo por descubrir. Ver, tocar, oler… son cosas que a los niños y niñas les encanta. Ir al parque, a la compra, a un partido de fútbol o ir a las fiestas del barrio son ocasiones estupendas para seguir llenando de significado y para que comentéis con vuestra hija o hijo sordo.
¿No te ha quedado claro?
No olvides que puedes consultarnos en el apartado Pregúntanos. Además en la colección de DVD Mi hijo sordo podrás ver aspectos relacionados con las niñas y niños sordos en estas edades.
Ver Materiales.