Fundación MAFRE
  • Inicio
  • Mapa web
  • Logo fundacion CNSE

Comunicación

pdfMenú anterior
Cerrar Ventana
La familia y el logopeda
Cerrar Ventana
¿Qué es eso de la logopedia?
Cerrar Ventana
1.Antes de empezar
Cerrar Ventana
2.Una buena manera de empezar
Cerrar Ventana
¿Qué ha aprendido?
Cerrar Ventana
¿Cuándo tiempo la tengo que llevar?
Cerrar Ventana
Va a logopedia... pero todavía no habla bien
Cerrar Ventana
La logopeda usa la lengua de signos ¿Así va a hablar?
Cerrar Ventana
Nos hablan de muchos métodos: palabra complementada, oralismo... ¿Cuál es el mejor?
Cerrar Ventana
Tenemos una relación muy especial con Patri, su logopeda
Cerrar Ventana
Mario va de lunes a viernes a logopedia
Cerrar Ventana
¿Cuándo empiezo a llevarle a logopedia?
Cerrar Ventana
¿Cómo puedo elegir un buen logopeda?
Cerrar Ventana
Algunas buenas ideas
Cerrar Ventana
En la cocina
Cerrar Ventana
Vibraciones divertidas
Cerrar Ventana
¿No te ha quedado claro?

La familia y el logopeda

¿La tendré que llevar al logopeda? ¿No es muy pronto? ¿Tenemos que hacer en casa lo mismo que en logopedia? ¿Es realmente necesario? ¿Qué podemos hacer la familia? ¿Sólo le puedo llevar si lleva audífonos o implante coclear?

Quizás os resultan familiares estas preguntas… Ahora que sabéis que vuestra niña o niño tiene una pérdida auditiva es muy normal que os hayan surgido estas dudas. Aquí aclararemos estas cuestiones para que vayáis conociendo a los logopedas, profesionales que están ahí para apoyar y enseñar a vuestro hijo e hija el mundo de las palabras y que hacen que este esfuerzo sea más llevadero y divertido. Vamos a conocerles.

¿Qué es eso de la logopedia?

Ir al pediatra, al audioprotesista, al otorrinolaringólogo, la estimuladora, el logopeda… ¡Cuántos profesionales nuevos en tan poco tiempo! Todos son importantes pero es muy normal que a veces os surjan dudas sobre qué hacen exactamente.

  • ¿Quién es la logopeda? Igual que los pediatras son los médicos de los niños o el dentista se encarga del cuidado de la boca, el o la logopeda se encarga del lenguaje y de la comunicación. Es la que enseña a vuestros hijos e hijas los sonidos de los animales, a distinguir “casa” de “caja”, a aprender las letras, a descifrar los sonidos familiares, a leer, a escribir…

No dejéis de consultar el apartado ¿Qué hace la logopeda? donde os explicamos muchas más cosas de la logopedia.
Nos comunicamos >  Ayudas técnicas y profesionales > ¿Qué hace la logopeda?

  • ¿Cómo es una sesión de logopedia con una niña o niño sordo? No hay una forma única de trabajar, igual que no hay una niña o un niño sordo igual que otro. El logopeda se adaptará a las necesidades de vuestra hija o hijo en función de sus características, edad, etc. Así, en cada etapa educativa se trabajarán unos objetivos y por tanto las sesiones irán cambiando pero siempre en un ambiente de comunicación natural con juegos, materiales divertidos, etc.
  • ¿Dónde hay servicios de logopedia? Depende de los recursos que haya en vuestra zona. Normalmente los logopedas ejercen su trabajo en hospitales, servicios sociosanitarios, centros de Atención Temprana, escuelas, equipos de asesoramiento psicopedagógicos, consultas privadas, etc.

Puedes consultar en el apartado de Dónde acudir dónde encontrar servicios de logopedia en tu ciudad.
Dónde acudir > Logopedia y atención temprana

 

¡Manos a la obra!

1. Antes de empezar

Ahora ya conocéis un poco más en qué consiste su trabajo y lo importante que es. Es muy normal que al principio, cuando conozca a vuestra hija o hijo, os hagan una pequeña entrevista donde os pregunten sobre su desarrollo: la alimentación, sus primeros pasos, el sueño o el lenguaje.
Aprender a hablar, a oír, a leer, a escribir, etc. está relacionado con todas esas preguntas que os harán: es una forma de entender al niño como un conjunto de capacidades. Para hablar primero tenemos que tener los músculos de la boca fuertes, para leer hay que saber qué es un genio y una lámpara, para escribir es necesario manejar bien los deditos, para aprender a oír palabras hay que distinguir primero que algo suena, etc.

 

Mamás y papás.
Aprender a leer, a escribir, a oír, a hablar bien, a sumar. Son muchas cosas las que se aprenden en estas edades. La familia estáis a su lado para acompañarles en este camino pero, sobre todo, para hacer lo que mejor sabéis hacer:
ser papás y mamás.

 

2. Una buena manera de empezar

Los mejores resultados se consiguen con un gran equipo. Familia y profesionales hacéis posible que vuestra niña o niño saque lo mejor de sí mismo. Y para conseguirlo cada uno tenéis un papel importantísimo en este aprendizaje.  

  • El papel del logopeda: El profesional del lenguaje. Con juegos, cosas familiares, etc. les acercará al mundo de las palabras, les ayudará a comprender los mensajes…
  • El papel de la familia: Los profesionales de hacer todo divertido. La familia tiene que apoyar lo que se hace en logopedia, pero sin olvidaros de que vosotros no sois logopedas, como no sois médicos ni fisioterapeutas, sois mamá y papá, que hacen de lo que se aprende algo más natural y divertido. Tener relación con el colegio, saber cómo va en clase, conocer a su logopeda, seguir sus orientaciones y preguntarle todas las dudas que tengáis son cosas que podéis hacer. Valorad cada pequeño esfuerzo que haga para que se sienta muy motivado por aprender.
  • El papel de vuestra niña o niño sordo: El profesional en pasárselo genial. Y en este equipo están los peques, esforzándose y superando sus dificultades. Terminan el cole y a logopedia. Es normal que muchas veces estén cansados. Es importante que en el día tengan también un ratito para jugar y disfrutar porque ir a logopedia es importante… y jugar también.

 


¿Qué ha aprendido?
La logopedia es una ayuda fundamental para adquirir un montón de herramientas muy útiles para leer, escribir, o comunicarse. Su logopeda será una persona muy especial para ellos y ellas: ¡pasan mucho tiempo juntos! En este equipo de profesionales y familia tenéis la importante misión de divertiros juntos, de hacer del lenguaje un juego, de dar importancia a que os entendáis entre vosotros. Oír, hablar bien o leer libros ya irá llegando pero deciros todo lo que os queréis y jugar tirados en el suelo no puede esperar.

 

Hablan las mamás y los papás...

¿Cuánto tiempo la tengo que llevar?

No hay una duración establecida, como ya hemos dicho no hay dos niños  o niñas iguales. El trabajo que se hace en logopedia es muy minucioso, se emplea mucho tiempo en sentar bien “los cimientos” para luego saber leer, escribir, comprender lo que oyen, etc. Suele ser un trabajo que requiere mucho tiempo ya que en cada etapa educativa los niños y niñas se encontrarán con nuevos retos: los textos de historia, los comentarios en lengua, la gramática… Todo tiene su tiempo y su ritmo.

 

Va a logopedia... pero todavía no habla bien

Es normal que este tema os preocupe. Desde nuestra experiencia os queremos transmitir primero mucha paciencia: aprender a hablar implica muchos pequeños pasos como aprender a colocar la lengua, a producir los sonidos, a distinguirlos… Es un camino largo en el que lo mejor es que lleve una buena “mochila”: con recursos, con conocimientos del mundo, con una comunicación plena, con lengua de signos, lengua oral, paciencia, cariño… No hay que olvidar que son niños y niñas a los que se les está pidiendo un gran esfuerzo que a veces no es fácil. Lo importante es que ahora disfrutéis de esta etapa y de verle crecer. 
La perfección del lenguaje es una ilusión y lo importante es que disfrute con el hecho de comunicar.

 

La logopeda usa la lengua de signos ¿Así va a hablar?

La lengua de signos aporta muchas cosas y son muchos los logopedas que la emplean para que a los niños y niñas les resulte más fácil entender qué significan las palabras. Será más fácil aprender a pronunciar “casa” si además sabemos a qué nos referimos. Crecer dominando dos lenguas que se complementan entre sí es una buena manera de que tu hija o tu hijo sordo afronte la vida con más recursos, pueda beneficiarse de lo bueno que tienen ambas lenguas y  echar mano de cualquiera de ellas cuando la necesite.

 

No dejéis de visitar el apartado Lengua de signos y lengua oral donde esperamos resolver todas vuestras dudas en relación con este tema.
Mi hijo sordo de 0-6 años > Comunicación > Lengua de signos y lengua oral

 

Nos hablan de muchos métodos: palabra complementada, oralismo...¿Cuál es el mejor?

No hay un método mejor que otro igual no hay un niño o niña igual a otro. Es importante que contéis con toda la información pero sobre todo que el método elegido para comunicaros con vuestro hijo e hija sordo os permita reír con ellos, emocionaros, regañar, compartir experiencias, enseñarles cosas nuevas, manteneros firmes, decirles que no, decirles lo bien que han hecho algo… Lengua oral, o lengua de signos, o palabra complementada, o bimodal, lo que de verdad es fundamental es tener herramientas para comunicarse y entenderse en cualquier situación. Cuantos más recursos tengan para comprender el mundo que les rodea será mucho mejor.

 

Tenemos una relación muy especial con Patri, su logopeda

¡Claro! Se ven muchos días a la semana, practican, juegan… es normal que se cojan mucho cariño. Esto es muy positivo porque en la medida en la que vuestra niña o niño se sienta más cómodo en las sesiones querrá ir a logopedia, tendrá ilusión por aprender palabras nuevas, etc. Y también la familia os sentiréis más implicados en el proceso.

 

Mario va de lunes a viernes a logopedia

Ir a logopedia es importante pero también lo es tener tiempo para jugar, para correr por el parque, para estar con mamá y papá… Lo mejor es conseguir un equilibrio entre las clases extraescolares, la logopedia, y su rato de ocio y de tiempo libre. Igual que nos pasa a los mayores que cuando estamos relajados trabajamos mejor, a ellos y ellas también. Así que reservad un rato para que jueguen, salten o vayan a clase de cerámica… ¡que ellos y ellas elijan!

 

¿Cuándo empiezo a llevarle a logopedia?

No hay una edad fija a la que deba acudir a logopedia. Cuanto antes mejor ya que es una forma de darle herramientas para que la comunicación vayan avanzando y que cuando llegue al cole encuentre su “mochila” llena de recursos para hacerlo fenomenal.

 

¿Cómo puedo elegir un buen logopeda?

Es normal que esta elección os preocupe. La figura del logopeda será una persona de referencia para vuestra hija o hijo durante mucho tiempo así que su elección es una cuestión importante. Que sea un profesional que conozca cómo es el trabajo con niñas y niños sordos y tenga experiencia será importante. Y sobre todo que familia y profesional seáis un buen equipo: que tengáis una buena relación, confianza y que sea un espacio donde podéis resolver vuestras dudas.

 

Algunas buenas ideas

Aquí os dejamos algunas buenas ideas para que la familia apoyéis el trabajo de logopedia pero de forma divertida.

  • ¡Vamos juntos a logopedia! Siempre que el profesional así lo considere es bueno entrar en la sesión alguna vez: así veis como trabajan, cómo se comunican, cómo leen… Entrar en logopedia es una buena oportunidad para que la familia también aprendáis cosas que os  pueden servir en casa.
  • Cinco lobitos… Las canciones infantiles les encantan. También a vuestra hija o hijo sordo. ¿Cómo es posible? Pues porque cantando somos más expresivos, a veces hay juegos o movimientos de manos según la letra…Además de compartir momentos con papá, mamá… No dejéis de hacerlo, seguro que os divertís toda la familia.

Sobre este tema podéis consultar más información en el apartado ¿Le puedo cantar?
Nos comunicamos > Comunicación > ¿Le puedo cantar?


  • En la cocina. Es un gran escenario para aprender palabras nuevas, signos nuevos, ver las cosas que suenan o no (en el caso de que lleve audífonos o implantes), etc. Lo importante es ofrecerle tener experiencias pero con lenguaje.
  • Haciendo pompas en el baño. En el baño podéis jugar a hacer pompas de jabón, algo divertido que hará que vaya cogiendo fuerza en los músculos de la boca, señalarlas… Cosas divertidas para pasarlo en grande.
  • ¡Ya como comida de mayores! Que coma también está relacionado con que vaya cogiendo fuerza en su boca. Si ya es más mayorcito y sigue tomando papillas no tendrá fuerza en su boca. Masticar, morder o mover la mandíbula son pasos necesarios para luego pronunciar bien.

Si queréis saber más sobre la importancia de la alimentación no dejéis de ver el siguiente apartado:
Mi hijo de 0-6 años > Hábitos y rutinas > La hora de la comida

 

  • Vibraciones divertidas. Acercad las manos de vuestra niña o niño al pecho, a la garganta o a vuestra cara y canturreadle mientras balanceáis su cuerpo. Sentirá que vibra y seguro que le encanta. Luego dejad de cantar y de balancearos para que note la presencia-ausencia del sonido.
  • Vamos a la compra. Otro buen escenario para practicar los colores de las frutas, los signos y las palabras de las verduras, hacer la lista de la compra… Así estáis llenando su cabecita de experiencias reales. Seguro que en la sesión de logopedia o en el cole ha visto dibujos de un tomate o una zanahoria, y ahora, en el mercado lo va a ver ¡pero de verdad!    
  • “Había una vez…”  Los cuentos son una oportunidad estupenda para disfrutar a la vez que se favorece el diálogo entre papá y mamá y los peques. Cuentos con ilustraciones, vuestra expresividad, apoyos para que os entienda fenomenal (algún signo, algún dibujo…) ¡Y el éxito está asegurado!

Os recomendados que visitéis un aparatado dedicado exclusivamente a cómo contarles cuentos. Os va a encantar.
Mi hijo de 0-6 años > Divertirse en casa > ¿Cómo contarle un cuento?

  • Vamos al zoo o al museo. Si en logopedia han visto los animales puede ser una buena idea ir juntos a zoo o usar una revista con imágenes de animales y jugar juntos a identificarlos o encontrarlos en cuadros. ¡Lo importante es divertirse!
¿No te ha quedado claro?
No olvides que puedes consultarnos en el apartado Pregúntanos. Además en la colección de DVD Mi hijo sordo podrás ver aspectos relacionados con las niñas y niños sordos en estas edades.
Ver Materiales.